Desde que me entró la fiebre viajera, hay cierto tipo de comentarios que se repiten cada vez que hay un nuevo destino en mi cabeza «¿otra vez? ¿y cómo lo haces? ¡Siempre estás de un lado para otro!»

Vayamos por partes: A mí me gusta viajar más que hacer turismo, que no es lo mismo. Mi filosofía de viajes se acerca más al slow travel, que es sinónimo de viajar despacio, conocer a gente del lugar e integrarse en el ambiente. No me gusta visitar dos ciudades en un día, ni correr de un monumento a otro sin disfrutar del camino que los recorre, ni perderme en pasillos de museos sin saber qué estoy viendo. Huyo de los viajes programados y los paquetes todo incluido. Y sé que no me gusta porque ya lo he vivido.

Yo prefiero caminar, descubrir calles y rincones alejados del turismo, improvisar la marcha, descubrir una cafetería coqueta y pasar la tarde entera leyendo o escribiendo…

Restaurante familiar en el barrio de Plaka, en Atenas

Mariposas en Roma

Otra de las ventajas que tiene el viajar despacio es que el presupuesto se reduce bastante. Por comparar, si un viaje programado por Europa durante una semana cuesta en torno a 900€, con ese dinero yo podría estar viajando un mes, teniendo en cuenta que mis gastos se reducen al alojamiento, los transportes y la comida. ¿Con qué recursos? Pues aquí va un pequeño listado de las páginas webs de las que soy usuaria:

ALOJAMIENTO

Suelo recomendar dormir en albergues (hostels en inglés). A mí personalmente me gusta el ambiente, no apto para tímidos pues es muy normal encontrarte con gente de todos los lugares y con todo tipo de experiencias a la espalda. Para mí todo son ventajas porque normalmente puedes disponer de cocina y wifi gratis, suelen tener lavadora etc. Prueba a comprar precios en Hihostel, Hostelbookers o Hostelworld.

Otra opción, para los más extrovertidos y con ganas de conocer gente nueva e interesante, es el Couchsurfing. Básicamente se trata de un servicio de hospitalidad en lína, de una red de gente que «surfea sofás». Como miembro, puedes o bien buscar alojamiento en casa de otro usuario o bien hospedar viajeros de cualquier parte del mundo. Para más información pincha en este enlace. O visita su página web en www.couchsurfing.org

TRANSPORTES

Yo suelo moverme en avión, y por eso mi página de cabecera es www.skyscanner.es, que hace búsquedas entre muchas aerolíneas tanto tradicionales como lowcost.

La gran ventaja de esta página está en si eres flexible con las fechas, e incluso el destino. Por ejemplo, puedes poner «Desde: tu aeropuerto de salida» a «España, todos los aeropuertos», e incluso «Cualquier lugar» (del mundo), y te saldrán los vuelos más baratos. Yo he llegado a coger uno por 6€ desde Madrid a Marsella.

Si te gusta viajar por tren, hay un billete que te da la opción de coger todos los trenes «normales» en un área determinada, el Interrail. Este billete te da mucha libertad porque eres tú mismo el que diseña el recorrido; y las tarifas de dicho billete dependerán de tu edad, los días que vayas a viajar o de los países por los que te muevas. Lo puedes comprar en cualquier estación de trenes de largo recorrido. Para más información pincha aquí.

TGV en Francia, tren nocturno París – Biarritz con un vagón/discoteca

Como complemento, me gusta leer opiniones de viajeros de los lugares que visito, en Minube y Trivago.

¿Y tú? ¿Qué herramientas usas para planificar y usar en tus viajes?