¿Cuál es la misión de esta página?

Este es un proyecto en el que se mezcla fotografía y texto (minirelatos, cuentos, fotorelatos, diarios de viaje, ficción etc.)

En xperimentAndo, que empezó siendo un blog, no se utiliza el viaje como centro de la historia sino como punto de partida. De esta forma, xperimentAndo quiere inspirar mediante la fotografía, entretener con los relatos e instruir en nuevos conceptos. Sin duda, se trata de un ejercicio de divulgación no sólo de mis intereses sino también de los de aquella gente que me voy encontrando en el camino.

Si quieres saber cómo lo llevo a cabo, mira el Manifiesto.

¿Por qué ‘xperimentando’?

Es arte 2.0 😀

Le falta la e inicial porque yo soy andaluza y dicen que me como las letras cuando hablo, aunque yo las saboreo bien poco… Ahora en serio, es un atrevimiento a jugar con las palabras, a romper las reglas, las ortográficas y las de la vida… Me rindo, lo confieso, es que el dominio experimentando.com valía más de mil euros y prefería gastármelos en ir de viaje antes que pagar por un nombre en internet 😉

¿Qué es eso de la narración transmedia?

Busco generar contenido de una forma diferente hasta ahora en el blogger de viajes. Para ello me apoyo, entre otros recursos, en las series La curiosidad NO mató al gato y Genios Terrenales. La primera son textos de ficción basados en mis experiencias viajeras pero protagonizados por gente real. Minnie, una gata, es el hilo conductor, y servirá de nexo de unión entre las personas que protagonizan la segunda serie. Esta consiste en retratos en blanco y negro con historias muy reales e interesantes que contar. Así, con diferentes formatos y estilos logro crear historias paralelas de una misma experiencia.

¿Por qué a veces en los relatos de viaje se mezclan realidad y ficción?

Para mis neuronas es más fácil inventar que recordar. En mi memoria se quedan grabados los momentos y las personas más relevantes de mi vida pero luego me cuesta trabajo recordar detalles precisos. Por eso empecé a escribir desde pequeña, para luego recordar. Lo reconozco, no soy buena escribiendo crónicas de viajes tal y como pasaron y sin embargo disfruto mucho más creando.

A diario tengo muchas ideas, cuando estoy en calma tengo decenas de ellas y algunas noches genero tantas que soy incapaz de dormir. Si las ideas se pudieran patentar yo sería rica.

De vez en cuando hago un repaso al archivo de escritos y fotografías que voy creando y se me ocurren mil cosas que hacer con ellas. Para mí es fácil enlazar imágenes, textos y conceptos, por poco que tengan que ver. Lo difícil es sacarlo todo a la luz y hacerlo material.