He vuelto a caer: he hecho otro fanzine. Pero esta vez es un fanzine de verdad, de los de hojas fotocopiadas, plegados y grapados mal cosidos a mano. Llámame romántica por regresar al papel pero hacer el INSTAPAPER me ha entretenido un ratejo y motivado para otro tanto. Esta vez el foco está en la fotografía y la idea es hacer uno mensual recopilando algunas de las fotos de instagram e ir soltándolo por ahí, en lugares estratégicos, expuestos a otras manos curiosas.

Que comience el juego.