1. Amarás a Paceville sobre todas las cosas. Si tienes menos de 25 años este será tu lugar de culto, donde hay más estudiantes borrachos  por metro cuadrado que en cualquier lugar.

2. No usarás el inglés en vano. En Malta, se habla maltés, que es una mezcla imposible entre el árabe y el italiano remezclado con el inglés y el francés. El inglés es la segunda lengua oficial, pero en la calle se oye incluso más español… que por cierto, ¿quién queda en España? 😉

3. Santificarás los gatos. Hay miles, por todos lados, los cuidan tan bien que incluso le construyen refugios.

4. Honrarás a los conductores de autobús. Cuenta la leyenda que los chofers son presos en libertad condicional, que por las noches duermen en el talego…

5. Conejo comerás. Ejem…forma parte de la gastronomía del país. El conejo es a Malta lo que el cerdo a España, comen mucho y con todo: conejo al ajillo, estofado de conejo, espaguettis con salsa de conejo y ajo crudo…

6. A las cucarachas matarás. No hay noche que me cruce alguna yendo a casa. El alcantarillado no es muy bueno, y el calor y la humedad ayudan a que estos bichos se reproduzcan por millones. Y que haya gatos callejeros no ayuda, porque pueden elegir entre comer cuquis o el pienso que les dejan los vecinos.

7. Poco sol verás. El horario es el mismo que en España, y puesto que está a unos 1500 km de distancia eso se traduce en una gran diferencia solar. En septiembre el sol se pone a las 19.15

8. No codiciarás los bienes ajenos. Malta es un país bastante seguro. Durante el día puedes dejar la puerta de tu casa abierta de par en par, como mucho se te acercará un albañil al rellano a las 12 de la mañana para pedirte un poco de sombra.

9. En las granjas comprarás. A pesar de ser el país con más densidad de toda Europa (1262hab/km2) sorprende que haya muchos huertos y pequeñas granjas justo a 10 minutos del barullo de la “ciudad”. La fruta y la verdura en general están buenísimas, y de comprar en el huerto a comprar en el supermercado de al lado del huerto puede haber una diferencia de 1-2€ el kilo de cualquier cosa. No será por la distribución, jejeje.

10. De los fuegos artificiales te hartarás. Hace un tiempo que el gobierno decidió  agrupar todas las fiestas en los meses de verano. Malta es un país muy religioso, cada barrio pueblo festeja su santo con una pequeña procesión y con fuegos artificiales. Teniendo en cuenta las dimensiones de la isla y la cantidad de pueblos que tienen, TODOS los días oirás algún petardo. Eso sí, no te esperes ninguna traca, aquí tienen su propio ritmo de a 3 cohetes por minuto.

Procesión de San Julián, lo que no se ve es el carrito y las ruedas que lo portan. #SemanaSantaVeraniegaDiferente