naipes

Mi colección de cartas encontradas en China

¿Tú cuando viajas a una ciudad nueva qué es lo que más observas? A mí me gusta mirar en todos los ángulos posibles: su arquitectura, los colores del cielo, los rasgos de sus habitantes… y su suelo. Al parecer debo mirar mucho hacia abajo porque en cada viaje que realizo descubro un naipe en medio de la carretera, cerca de un vehículo, al lado de mi pie… Hace un año empecé a reparar en ellos aunque las primeras veces los dejaba en el suelo. Dejé pasar como tres pero a la cuarta decidí recogerlos y convertir esta costumbre en mi fetiche pues no me parecía muy común. Desde entonces habré encontrado como diez, en Malta, Barcelona, Edimburgo, Granada y algún otro lugar que ahora no recuerdo.

Tras el viaje a China del que regresé hace unos días he multiplicado la colección porque he encontrado al menos una en cada ciudad que he visitado: Shanghái, Kunming, Lijiang, Shangrilá, Dali y Pekín. Las he conseguido incluso en las ciudades de paso, cuando hacíamos la parada reglamentaria de los autobuses en puebluchos cualquiera. Ya casi tengo la baraja completa, si no fuera porque las figuras que me voy encontrando se van repitiendo: en su mayoría reinas. La frase que más me oían repetir mis compañeros de viaje ha sido: “¿a que no sabéis lo que me he encontrado…?” Lo más gracioso es que ninguno de mis cuatro acompañantes, aún pasando justo al lado, las veían. María me confesó que ella empezó a coleccionar tuercas pero que se encontraba tantas que ya dejó de hacerlo. Y tú, ¿coleccionas algo de tus viajes?